Hetalia RPG: The Orphan.
¡Bienvenido a Hetalia El Orfanato!
Últimos temas
» [OBLIGATORIO] Registro de apariencias en los OC's.
Mar Dic 18, 2012 8:09 pm por madeleine williams

» [Actualizado] ¡~Petición de Personajes~!
Mar Dic 18, 2012 7:14 pm por madeleine williams

» Olii soy la jaleita
Dom Sep 23, 2012 9:13 pm por Manuel González [Chile]

» Acércate, no muerdo. [Priv. Serafina]
Dom Sep 23, 2012 2:45 pm por Aclay Dacquel [Filipinas]

» Un tornado en casa. [Priv. Abigail]
Jue Ago 23, 2012 10:40 am por Xiao Shao Ken [Laos]

» ¡Busco rol!
Sáb Ago 04, 2012 6:58 pm por Ethany Brown [Tasmania]

» Rol Rol :D
Sáb Jul 28, 2012 10:00 pm por Paulo Da Silva [Portugal]

» En busca de rol~
Jue Jul 19, 2012 7:57 pm por Trung Mihn Xuan [NyoViet]

» Ausencia que seguramente me matará (?)
Jue Jul 19, 2012 1:31 pm por Ms. Andréanne

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Lun Abr 27, 2015 4:57 am.
HP Rol Hetalia Love Chronicles Hetalia Soldier Side Hogwarts Magic Spell Verstand University

> Foros Changed Destiny Fräulein Club "> St. Westchester Hetalia: Total Infección Axis Hogwarts Hetalia Photobucket Bishonen Paradise Hanabi no Tsuki Photobucket

 


De la novena y la octava. Picnic en el rio BioBio. (Priv. Conchita y Leftraro)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

De la novena y la octava. Picnic en el rio BioBio. (Priv. Conchita y Leftraro)

Mensaje por Invitado el Vie Oct 28, 2011 7:39 pm

El agua estaba fría, pero al chico moreno no le importaba, como tampoco le importaba que el sol estuviese en lo más alto y quemase su piel para dejarla más oscura de lo que realmente era; su madre le había untado el cuerpo completo en una crema con un rico olorcito con la promesa de que esa sustancia espesa y blanca lo protegería como un escudo del astro de fuego. ¡Un escudo, rodeando su cuerpo, como una barrera de poder! Después de muchos círculos dibujados por las manos pacientes de su mamá, el bloqueador solar había desaparecido absorbido por su piel, mas Leftraro estaba convencido de que se trataba de una barra de energía invisible.

Visitaban la casa de unos tíos; las clases en el jardín infantil habían terminado por aquel año y durante aquella semana habían viajado desde Temuco a Concepción para pasar unos días en casa de sus familiares. Era el día siguiente a su llegada, y desde Concepción se había dirigido al río Biobio para que los varones adultos satisficieran sus ganas de pescar. Al llegar el día anterior, tenía mucho sueño y se acostó a dormir inmediatamente, apenas reconociendo a quienes lo presentaron.

-Este es tu tío, Dieguito. ¿Te acuerdas de él? ¿Y de tu tía?- Su madre sonreía y pronto preguntó, mirando a los mencionados.-¿Y la María Purísima?- No prestó atención a lo que le respondieron a su madre ni a lo que ella luego le dijo; sus ojos se habían cerrado y prácticamente dormía parado. Era un niño de cinco años con sueño, ¿qué más se le podía exigir?

Se adentró un poco más al agua antes de resbalar con una piedra y caer dentro del líquido mojándose el pecho y parte del cabello con el salpicado.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: De la novena y la octava. Picnic en el rio BioBio. (Priv. Conchita y Leftraro)

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 12, 2011 1:48 pm

Siempre era lo mismo cuando se trataba de ese niño.

Era algo así como la tercera vez en su vida que debía cuidar de aquel chiquillo. Y no, no le hacía gracia. Le pegó una mordida a su caluga Suny (?), y continuó haciendo su trabajo de vigía del temuquense, escondida entre los sauces. El sombrero de su padre le quedaba muy grande, pero servía mucho a la hora de capear el sol, y la sombra que le hacía se extendía hasta sus hombros.

Soltó un suspiro y dejó el sombrero a un lado, junto al envoltorio del caramelo, y se quitó la polera y las chalitas fucsia. Con el ceño fruncido se quitó los pantalones, y sin preocuparse de su cabello largo y suelto, corrió por las piedras de la orilla. Justo frente a ella había una poza de agua, y ella lo sabía muy bien, la experiencia de tres largos veranos bañándose en esa parte del río le dictaba que allí estaba.

La bombita le salió perfecta, y nadando por debajo del agua se aproximó a su pequeño primo, tomándole los tobillos antes de sacar su cabeza del agua. Su cabello se le pegaba al rostro, y un único mechón duro continuaba enroscado.

- Tonto, siempre andai metiéndote donde no debí'... - Le gruñó.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: De la novena y la octava. Picnic en el rio BioBio. (Priv. Conchita y Leftraro)

Mensaje por Invitado el Vie Nov 18, 2011 3:26 pm

-Ah!-Cuando la niña le cogió los talones se asustó y el grito fue inevitable. Era facilísimo aterrorizar al pequeño, primero que nada porque creía todo lo que le decían –para lamentaciones suyas, incluso lo que su prima mayor le dijese- y segundo por que siempre estaba pegado a las faldas de su madre, y si bien gustaba de jugar con otros chicos de su edad, siempre prefería que su progenitora estuviese al alcance de su vista, y en este momento los adultos no reparaban en ellos. Se giró sobre si mismo, pero sin quitar sus pies de las piedras del río, para no volver a resbalar. A duras penas se había podido levantar, tras darse un chapuzón helado que antes había logrado rehuir por varios minutos, entrando lentamente al agua.

Miraba con cara de susto y frío a la mayor, sin saber como responder a sus duras palabras más que con un quejido y las manos apretadas. Miró luego el cuerpo de la penquista, desde su rostro hasta los pies, que se vislumbraban deformados graciosamente a través del agua cristalina. Notaba ese cuerpo, de algún modo, más bronceado que el suyo, a pesar de él ser más moreno. Por fin atinó a pasar su mano por el cabello de la otra y de mirarla con lo que dentro de varios años sería su bien practicado rostro de ira y molestia para con la mayor, pero que en éste momento se mostraba con un poco de pena, un lamento más bien. El pequeño se sentía insultado y eso lo lastimaba, más que nada porque viese de su prima.

-¿Vamos más adentrito?- Era pequeño e ignoraba que las corrientes en los ríos eran más fuertes en el centro de los mismos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: De la novena y la octava. Picnic en el rio BioBio. (Priv. Conchita y Leftraro)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 8:09 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.