Hetalia RPG: The Orphan.
¡Bienvenido a Hetalia El Orfanato!
Últimos temas
» [OBLIGATORIO] Registro de apariencias en los OC's.
Mar Dic 18, 2012 8:09 pm por madeleine williams

» [Actualizado] ¡~Petición de Personajes~!
Mar Dic 18, 2012 7:14 pm por madeleine williams

» Olii soy la jaleita
Dom Sep 23, 2012 9:13 pm por Manuel González [Chile]

» Acércate, no muerdo. [Priv. Serafina]
Dom Sep 23, 2012 2:45 pm por Aclay Dacquel [Filipinas]

» Un tornado en casa. [Priv. Abigail]
Jue Ago 23, 2012 10:40 am por Xiao Shao Ken [Laos]

» ¡Busco rol!
Sáb Ago 04, 2012 6:58 pm por Ethany Brown [Tasmania]

» Rol Rol :D
Sáb Jul 28, 2012 10:00 pm por Paulo Da Silva [Portugal]

» En busca de rol~
Jue Jul 19, 2012 7:57 pm por Trung Mihn Xuan [NyoViet]

» Ausencia que seguramente me matará (?)
Jue Jul 19, 2012 1:31 pm por Ms. Andréanne

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Lun Abr 27, 2015 4:57 am.
HP Rol Hetalia Love Chronicles Hetalia Soldier Side Hogwarts Magic Spell Verstand University

> Foros Changed Destiny Fräulein Club "> St. Westchester Hetalia: Total Infección Axis Hogwarts Hetalia Photobucket Bishonen Paradise Hanabi no Tsuki Photobucket

 


La Sorpresa del Día -5 años- (Ana)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Sorpresa del Día -5 años- (Ana)

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 23, 2011 12:51 pm

Las nubes del día eran probablemente un gran cambio, especialmente cuando se trataba de haber pasado tres meses en su hogar natal soleado y no del habitual clima frío al que estaba ya tan acostumbrado. Era transportado por medio de un autobús hasta su querido pueblo irlandés, al cual había extrañado desde que tuvo la idea de salir de éste, hace ya al menos unos cuatro meses; uno de planeación y tres en Croacia. Muchos le preguntaban el porqué hacía ello, pues al final su verdadera familia eran aquellos con los que estuvo casi toda su vida, sus amigos al final y los chicos del orfanato. Él solo les respondía con una sonrisa, sin dar a conocer lo que pensaba. Unos no hicieron preguntas y agradeció por ellos, yéndose con un "hasta luego" y dirigiéndose al aeropuerto.

Ahora había regresado, con muchas novedades encima y una gran felicidad que se remarcaba de una forma especial, algo que solamente alguien de sus personas más queridas pordría reconocer. Miró su reflejo en la ventana del vehículo mientras apenas se mostraban los indicios del amanecer; su cabello era un poco más corto por lo que no había tanta necesidad de peinarlo, ya no usaba la banda en la frente y la cicatriz apenas si se notaba, aunque de escarbar más en su cabello se podría notar toda su extensión. Su rostro le daba un aspecto más maduro y sin embargo, se podía observar que todavía se encontraba un niño dentro de él.

Bajó en la estación de autobús. No tenía más que dos maletas más o menos pesadas y una mochila que tenía colgada en los hombros. Al final decidió llamar a uno de sus conocidos para mandar las dos primeras al orfanato, ya luego las recogería para subirlas a su habitación. Con lo más importante ya consigo, se dirigió caminando a una casa tan conocida que, por así decirlo, también era su lugar. El frío comenzaba a causarle los habituales dolores, pero no por ello paró, solo se abrigó un poco más con la chaqueta. Una vez estuvo a unos pocos metros, vio a su fiel compañera en la entrada de la casa, quien silenciosamente pero llena de alegría fue a recibir al otro.

-¿Cómo estás mi querida amiga?- Recibió un beso canino en la mejilla- Yo también te extrañé- Abrazó a la dálmata.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: La Sorpresa del Día -5 años- (Ana)

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 03, 2011 9:47 am

La mañana era bastante tibia para su gusto, ahora que llevaba años viviendo en ese lugar y, a consecuencia de esto, había al fin podido acostumbrarse como debía a ese clima tan frío que a veces azotaba encima de la ciudad sin previo aviso, inclusive si en el reporte del tiempo anunciaban un 'tremendo sol' para el día siguiente, resultando que amanecía al fin y al cabo con niebla que proviene del mar o sino, sencillamente con un frío de puta madre.

Su humor, a pesar de cuánto tiempo ha pasado, no ha cambiado para nada, pero sí hasta se le puede notar que ahora es una mujer un tanto más madura, casada por muy extraño que parezca y con una hermosa hija adoptiva, donde gracias a eso, pudo forma su familia, dándose al fin el gusto de portar tal orgullo, claro está. Era obvio que se había mentalizado y preparado psicológicamente para cada uno de los cambios que asomaron en su vida, de forma...mínimamente sorpresivas, pero positivas al fin y al cabo; a pesar de todas formas, que tenía toda esa preparación y la volaí'ta, todavía le costaba imaginar que podía ser madre...pero madre madre, donde pasa nueve santísimos meses con algo en su estómago y su "heredero" de apellido como sangre. Pero bueno. Tampoco era como si ahora mismo deseaba llegar a ese paso más importante todavía.

Hoy se había despertado de tan buena calaña, que hasta incluso fue capaz de recordar cada una de las cosas que fueron nombradas en el párrafo de arriba. Pero su buen humor fue cambiando de a poco, a medida que iba caminando desde el baño (luego de haberse lavado los dientes) hasta la sala, donde visualizó solamente a Nonino, el perro de su marido, y no estaba ahí mismo Mali, la dálmata de su hermano. Su rostro puso expresión perpleja al respecto, tratando de imaginar a donde demonios podía haber ido el animal, siendo que lo único que hace a esta hora es ir a despertar a la pequeña taiwanesa que duerme hasta un poco más tarde, y luego, si es que su propia persona se encuentra durmiendo, va a hacerle un "buenos días" también. Trata de no asustarse, pero le parece imposible lograrlo, porque para más remate que no es un perro suyo y solo estaba a su cuidado, el hecho de que si hoy o mañana llegaba su dueño, le iba a asegurar que quedaría la...jodida cagada.

- ¡Mali! -Gritó mientras caminaba hacia la cocina a buscarla. Nada. Gruñe levemente por lo bajo porque ya se está desesperando y, cuando se devuelve hacia la puerta principal del living, procura acomodarse la bata que aún andaba trayendo y abre la puerta, fijándose de que la susodicha "perdida", estaba saludando a su amo. Su sorpresa se reflejó en su rostro más que nada por lo medio cambiado que había vuelto el croata, aunque cabe destacar que la mueca duró poco rato, porque prontamente fue cambiada por una sonrisa de felicidad y tranquilidad porque el ajeno había llegado sano y salvo- ¡Alek! Dios, weón, ni me esperaba que llegára'i a esta hora. Además que la señorita ya me tenía con el corazón en la mano la perla, porque no la encontraba en el living. -Se cruzó de brazos, apoyándose en el marco de la puerta y sonriendo divertidamente, "esperando su turno" para poder saludar al menor- Y de aquí a que me llegue el turno pa'abrazarte... -Rió-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.